Efectos positivos de contar con un óptimo sistema pensional

Los efectos positivos de la implementación de un óptimo sistema pensional vía una reforma pensional son desconocidas por la mayoría de la población colombiana, ya que las mismas tienen grandes objetivos, siendo entre otros uno de los más importantes, mejorar la calidad.  Si este concepto estuviera claro para la población colombiana, hoy existirían más cotizantes al sistema pensional, el mismo contaría con más recursos, habría más adherencia al mismo y las personas serían más proclives a realizar las cotizaciones al sistema, con los salarios reales y se creería fervientemente en la posibilidad de mejorar la calidad de vida al momento del retiro.

La falta de información de este importante tema, por parte del gobierno, desde la implementación de la reforma en el año 1993, hace que hoy los colombianos no entiendan el verdadero objetivo del sistema pensional colombiano, el cual es proteger a la población en general, del riesgo de afectar su calidad de vida en la vejez. Es común encontrar en las personas la creencia muy arraigada de que no vamos a lograr requisitos pensionales, que no vamos a alcanzar a pensionarnos y que por lo tanto hoy destinar recursos de nuestros ingresos mensuales para cubrir este riesgo lo vemos como un gasto innecesario que limita nuestra capacidad de compras actuales.

Si un mínimo de la población conociera los efectos positivos de la cobertura pensional y supieran realmente lo importante que es para nuestra vejez la realización de los aportes durante nuestra vida laboral o productiva y conociera  lo importante de realizarlos de manera continua, y permanente, cambiarían  su visión miope respecto a este  tema, ya que en términos generales lo ven como un gran esfuerzo que no será recompensado en el futuro, y mucho más si están   cotizando con la realidad de sus  ingresos mensuales.

Hoy el sistema pensional colombiano cuenta con un ahorro de unos 294 billones de pesos según el último informe de la industria por parte de la Superintendencia Financiera del mes de marzo del 2020, cifra que seguramente sería mucho más alto, si se cumpliera lo mencionado en el parágrafo anterior y lo más importante estaríamos logrando el gran objetivo de toda reforma pensional, incrementar la cobertura pensional (más personas afiliadas al sistema pensional realizando su aportes de manera periódica).

Se hace necesario aclarar que toda reforma pensional busca lograr varios objetivos tanto desde el punto de vista social, como económico, pero entre tantos objetivos es importante resaltar que toda reforma pensional tiene dos grandes objetivos:  aumentar la cobertura del sistema pensional y lograr la viabilidad financiera del mismo.

En economías como la nuestra donde contamos con dos regímenes pensionales, uno construido a través de nuestro propio esfuerzo con los aportes que hacemos los colombianos a nuestras cuentas de ahorro individual (fondos privados) y un segundo régimen construido a través del esfuerzo fiscal que el gobierno hace otorgando subsidios para poder lograr el retorno de las mesadas pensionales durante toda la expectativa de vida, versus lo aportado durante su etapa de acumulación (régimen público), es importante buscar que el sistema sea sostenible en el tiempo, con cargo a los recursos del estado. Sin embargo, el tercer gran objetivo que nunca es mencionado de manera directa, ni por el gobierno, ni por los técnicos en este tema, ni mucho menos por los asesores y personal comercial y  administrativo de ambos regímenes pensionales es el mejoramiento de la calidad de vida de los colombianos.

Si el gobierno hiciese un esfuerzo por divulgar a la población cuáles son los aspectos importantes e inherentes a toda reforma pensional, seguramente hoy sería mucho más fácil convencer a la clase trabajadora y productiva de nuestro país, a realizar sus aportes de manera continua, e importante por iniciativa propia, es más, no sería necesario realizar esfuerzos tan grandes como los que hace hoy el gobierno para evitar la evasión y elusión del sistema, porque se contarían con mayores recursos a través de los aportes realizados por esta vía.

Los efectos positivos  y secundarios de contar con un buen sistema pensional son los siguientes:

  • Incentivar el ahorro, convertirnos en un país de ahorradores, por eso se conoce como pensión obligatoria, nos obliga a realizar unos ahorros para el sistema de manera obligatoria bajo los cuales podremos garantizar un ingreso al final de nuestra vida productiva.
  • Ampliar la cobertura del sistema pensional, es decir que más colombianos tengan una cobertura para la protección de su vejez, es este el objetivo número uno de todo sistema pensional existente en cualquier país.
  • El tercer gran objetivo es mejorar la calidad de vida de la población para el momento de su retiro, y generar el menor impacto posible en las condiciones de subsistencia desde el momento del retiro de su actividad laboral y económica hasta el final de sus días.

Si el gobierno realizará una campaña explicativa de los positivos  efectos y alcances de un buen sistema pensional,  el esfuerzo que se hace hoy, no sólo fiscal sino también de credibilidad del sistema, contaría con más adherencia por parte de los colombianos y los resultados macroeconómicos y de cobertura, logrados hoy serían superiores a los actuales (siendo los resultados actuales buenos).

Si revisamos la realidad económica de los diferentes hogares en Colombia, podríamos decir que la media establece que hoy cada hogar colombiano se compone de 3.1 personas, donde la mayoría de los adultos mayores de los hogares, no se encuentran pensionados, cuentan con un hijo joven que en muchos casos es padre, o madre soltero y este es el único de los miembros de la familia que se encuentra laborando y generando un solo ingreso económico para la subsistencia de este grupo de 4 personas, ( Los padres y su hijo, y para el mismo ) en el mejor de los casos $ 1.900.000,00 mensuales, según el último censo realizado por  el Dane en el 2018, en lo referente a la conformación de los hogares colombianos.

Dentro de unos 15 años cuando ya se cumplen 40 años (vida laboral de una generación en un país emergente como Colombia), de la implementación de la ley 100, veremos como la reforma pensional del año de 1993 va a generar un cambio importante en la calidad de vida de los diferentes hogares, calidad de vida que ya es evidente que ha mejorado ostensiblemente en los últimos años, porque para  ese momento ese hogar compuesto por  tres o cuatro personas van a pasar a subsistir de un único ingreso como lo hace hoy, a depender de  tres o cuatro ingresos, ya que los padres en su peor escenario van a estar recibiendo mínimo una pensión de salario mínimo  o una devolución de saldos de los aportes realizados durante toda su vida al sistema pensional, y su hijo joven que se encuentra laborando estará aportando  también con sus ingresos  a la calidad de vida de su hogar o de su núcleo familiar y  estos recursos de manera automática podrán mejorar las condiciones de vida, permitiéndoles por ejemplo a sus nietos un mejor futuro, situación que hoy es muy diferente, ya que hoy está solamente a la merced del ingreso de su progenitor, mientras que en un futuro ese nieto no estará solo a la  merced de un solo ingreso, si no que podrá contar con la protección económica de tres ingresos porque también contará con el ingreso de sus abuelos, o se sumará el de su madre.

Esto automáticamente generará un cambio en las condiciones sociales de las diferentes familias de la población colombiana, incrementando de manera notoria las características individuales de goce y disfrute de su vida cotidiana, hoy ya estamos comenzando a percibir grandes cambios en ciertos hogares, producto del beneficio de recibir un ingreso garantizado por mínimo que sea, es común encontrar hoy personas que a partir de la mesada pensional están trasladando beneficios a sus hijos,  nietos o familiares cercanos proveyendo de recursos económicos, en diferentes áreas como  mejorar sus condiciones educativas, o para la realización de inversiones en negocios que puedan generarle un mayor ingreso al núcleo familiar.

Si tuviéramos claridad de esta situación y viéramos que el ahorro pensional es quizás la única inversión que nos garantiza la tranquilidad en el futuro, hoy muchos de los colombianos que ven esta ley como un esfuerzo innecesario, como un costo demasiado alto versus los beneficios que ofrece para el futuro, harían su ahorro de manera puntual y detallada y seguramente hoy muchos  no verían como un gran beneficio, sumarse al decreto 558 de 2020, aportando solo sobre el 3% del IBC, ya que como según lo ha manifestado el gobierno en los últimos días de manera sorpresiva, quién se acoja a este beneficio no se le tendrán en cuenta las semanas cotizadas para su proceso pensional es decir, las semanas de los meses de abril y mayo serán inexistentes en su historia laboral y no se tomarán como semanas acreditadas.

Sin la sensibilidad necesaria para entender el trasfondo verdadero de las reformas pensionales, hacen que pocas personas entienden cuáles son los verdaderos objetivos de las mismas y es menester del gobierno realizar campañas masivas e informativas a través de compañías especializadas en la transmisión de mensajes de esta índole, que le permita a los colombianos realmente pasar la página con respecto a lo negativo que le resulta el sistema pensional colombiano, a tal punto que existen manifestaciones generales donde se afirma que al gobierno no le conviene que las personas se pensionen en Colombia, cuando es realmente todo lo contrario.

Si hay algo que al gobierno le genera problemas a futuro, es la des protección de los adultos mayores y es esa precisamente la razón por la cual el gobierno debe implementar las reformas pensionales, ya que para hoy, en Colombia según las estadísticas del Dane, existen 6 millones de colombianos, con edades  superiores a los 65 años que es la edad bajo la cual se considera a una persona  adulto mayor, y sólo el 25% de esa población cuenta con una protección para la vejez ,el resto está a la merced de lo que su familiares o el gobierno puedan brindarles, bajo programas sociales que obviamente son inoperantes e insuficientes.

En Pension ABC conscientes de esta realidad vemos el sistema pensional como lo que realmente es, la mejor protección para la vejez que busca garantizar la calidad de vida de la población colombiana.

Christian Marcelo Chaura – Pensionate ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llámanos
Open chat